Aseguran que posible presión de Odebrecht –Tecnimont pudiera generar una nueva crisis de energía

Una nueva situación amenaza con llevar al sector eléctrico nacional a otra crisis, que desde inicios de este mes se ha reflejado en un aumento de los apagones en las distintas áreas de concesión de las tres distribuidoras (Edenorte, Edesur y Edeeste). Las interrupciones tienen su origen en una supuesta “presión” de la empresa Odebrecht que construye la Central Termoeléctrica Punta Catalina, que aporta un combustible más barato al sistema, en interés de que el Gobierno les exonere el pago de US$220,000 por cada día de atraso en la entrega de las plantas, establecida como penalidad y asumida de manera contractual para terminar la obra.

No obstante, pese a que una fuente del sector aseguró que esa podría ser la causa de un nuevo conflicto entre Odebrecht-Gobierno, esta redactora quiso asegurarse de la base primaria y conversó con el administrador general de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, el economista Jaime Aristy Escuder, quien rechaza que esto pueda estar ocurriendo tras asegurar que solo “se está en fase de ajustes importantes en la Unidad 1 para pasar  las pruebas de aceptación y aceptabilidad”.

Aristy Escuder dijo respecto a los apagones que he ahí la importancia de tener a Punta Catalina en línea, ya que solo la primera unidad representa el 15% de toda la demanda.

Recientemente Aristy Escuder junto a otras autoridades del sector eléctrico anunciaron que se había alcanzado un acuerdo con el Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella que construye las generadoras a carbón que aportarán al sistema 720 megavatios en conjunto, para lo cual se había creado un Fondo Contingente de USS$336 millones que se serían entregados por el Estado en dos partidas, conforme al cumplimiento del cronograma de entrega.

Con el Fondo Contingente el Estado se asegura el flujo de recursos para que el Consorcio pueda culminar la obra que tiene un costo inicial de US$1,945 millones y con la penalidad de US$220,000 por cada día de retraso para que se haga en el tiempo programado. Odebrecht-Tecnimont-Estrella reclama al Estado US$708 millones adicionales, por costos y atrasos no determinados, lo que ha ocasionado que ese conflicto se dirima en arbitraje internacional.

Deja una respuesta

Categorias