Cabo de la PN asesinado por asaltantes era muy querido en su comunidad

Santo Domingo

“Él solo vino a visitarme”, era lo que decía entre llantos la madre del miembro de la Policía Nacional, Erickson Evangelista Juan, a quien desconocidos le quitaron la vida la noche del pasado miércoles durante un asalto en el sector de San Luis, Maritza Juan Castillo.   

El informe policial señala que el recién ascendido a cabo de la Policía, de 24 años de edad, se encontraba caminando con un amigo (Enger Amaury López) por la calle Julio Gil cuando alrededor de las 10:00 de la noche, dos hombres a bordo de una motocicleta lo interceptaron para quitarle unas cadenas que llevaba López.

“Él había salido a acompañar a su amigo y al poco rato vienen y dicen que lo mataron. Yo lo único que pido es justicia por mi hijo, no fue a un perro que mataron, fue a un buen muchacho, a la Policía que nos ayude”, expresó Maritza.

El testimonio de la madre de Erickson sobre que éste era un buen muchacho fue respaldado por la mayoría de las personas que se encontraban en la funeraria, asegurando que  el joven era muy querido en la comunidad y un muchacho “que rara vez tenía un malentendido con alguien o se llevaba mal”.

El cadáver de la víctima fue entregado a la familia alrededor del mediodía de ayer y fue velado en la funeraria benéfica de la misma comunidad.

El cabo falleció en el hospital Doctor Ramón de Lara, de la Base Aérea de San Isidro, a donde fue conducido con múltiples heridas de bala. Residía en el sector Bella Vista, con su esposa y dos hijas de cinco años y tres meses, respectivamente.

Los ladrones lograron despojar a López, quien presuntamente era el objetivo del atraco, de las cadenas de oro aunque no pudieron quedarse con el arma de reglamento del alistado y actualmente se encuentra bajo el poder de las autoridades.

Deja una respuesta

Categorias