Clave de un gobierno autoritario: el miedo y la intimidación

“El poder verdadero es el miedo”

Donald Trump

La Real Academia de la Lengua , en su acepción más sencilla, define el miedo como la “angustia por un riesgo o daño real o imaginario”. Tiene su origen en el término latino metus, caracterizada, por atormentar las personas que lo interiorizan.

Asimismo, si se instrumentaliza, es un arma poderosa para el control personal y social, muy en especial, cuando desde el Poder se proyecta imágenes, mensajes, y disposiciones con este propósito.

En este caso, estamos ante un recurso que conocemos como intimidación.

Aunque ha vuelto a resurgir en estos tiempos, la intimidación nos ha perseguido como maldición gitana, desde la formación de la República. La persecución contra Los Trinitarios, las infamias contra Duarte, la imposición por la fuerza del artículo 210, a la Asamblea Constituyente. Los actos de barbarie contra “Los Gavilleros”, contra Cayo Báez y Gregorio Urbano Gilbert, durante la ocupación iniciada en 1916. El asesinato físico, y el sicariato moral contra los disidentes en el foro público de la tiranía Trujillista. Estos lastimosos hechos nos obligan a revisar nuestra historia, y a estar vigilantes, para que no se repitan. Pero acontecimientos recientes nos animan a presentarles esta reflexión.  

Deja una respuesta

Categorias