El juicio político: Cuando el Congreso de EEUU busca derrocar a un presidente

Washington

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, anunció este martes la apertura de un juicio político en el Congreso contra el presidente estadounidense, Donald Trump, por presionar a Ucrania para que investigara al ex vicepresidente Joe Biden y a su familia.

Se abre ahora un proceso complicado que tiene visos de no prosperar en el Congreso, ya que, pese a que los demócratas tienen la mayoría en la Cámara Baja, luego tendría que pasar el visto bueno del Senado, donde el predominio republicano hace prever que la iniciativa no prosperará.

Estos son las principales características del «impeachment», como se conoce en inglés, al juicio político o proceso de destitución.           

¿Qué es un juicio político?             

En general puede definirse como un proceso mediante el cual el poder Legislativo puede derrocar a un presidente si considera que ha cometido un crimen.

En concreto el «impeachment», es precisamente eso, un proceso en el que un funcionario público es acusado de violar la ley, y sometido por ello a escrutinio en el Senado, lo que no significa que vaya a ser destituido de su cargo de manera automática.

Según refleja la Constitución estadounidense, el presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios civiles de país «serán destituidos de su cargo por acusación y condena por traición, soborno u otros crímenes y delitos menores».

Pero dada la amplitud de la definición, el Congreso puede iniciar el proceso de destitución debido a una actividad criminal, a abusos de poder o a cualquier otra presunta infracción.

Deja un comentario

Categorias