El verdugo de Anibel le hizo hasta 40 llamadas en un día

Santo Domingo, RD

Yasmil Oscar Fernández Estévez usó 15 celulares durante los 18 meses que permaneció en prisión, en intentos por comunicarse con la abogada Anibel González, asediándola durante ese tiempo desde la cárcel de San Pedro de Macorís, hasta el extremo de hacerle hasta 40 llamadas en un día.

El abogado y tío de González, Miguel Ureña, confirmó que Fernández Estévez logró comunicarse con González, incluso cuando ella estaba realizando estudios en la Embajada de República Dominicana en Washington, Estados Unidos.

Además, aclaró que su sobrina nunca firmó el acuerdo que fue avalado por el Ministerio Público para que su verdugo saliera en libertad antes de lo previsto y finalmente la asesinara delante de sus hijas el pasado 30 de agosto.

Fernández Estévez le realizó cuatro disparos a Gonzánlez y posteriormente se suicidó de un disparo en la sien cuando se trancó en el baño de la vivienda.

Los disparos del feminicida-suicida alcanzaron a la víctima en el brazo y el tórax, quien falleció al día siguiente en el hospital Regional Doctor Antonio Musa.

La abogada residía en el barrio Los Maestros de San Pedro de Macorís, donde en diciembre del 2017, el empresario provocó varias heridas de arma blanca a su expareja siendo sometido a la justicia, procesado y por lo que guardaba prisión, de la que había salido hace poco.

Interrogatorios
Miembros de la Inspectoría del Ministerio Público interrogan a la magistrada Luz Aurora Almonte, Pedro Núñez, fiscal titular, y a Rita Margarita Hernández, fiscal actuante del acuerdo que dejó en libertad a Fernández Estévez.

El interrogatorio da inicio a la investigación que ordenó el procurador general de la República, Jean Rodríguez.

En febrero de 2019, la fiscal Margarita Hernández acordó disminuir la pena de Fernández Estévez sin la autorización de la agraviada.

Manifestación
Cientos de manifestantes se conglomeraron ayer frente a la Procuraduría General de la República para protestar por los feminicidios que han consternado a la sociedad dominicana, a propósito del asesinato de la abogada Anibel González y el primer aniversario de la muerte de Andreea Celea.

Movimientos sociales y políticos condenaron el acuerdo arbitrario y sin el consentimiento de González, al que llegaron el ministerio público y el sistema judicial de dejar en libertad a Fernández Estévez.

Bajo los eslóganes “el machismo mata” y “ni una muerte más” dirigentes políticos y sociales anunciaron que cada semana realizaran este tipo de concentraciones hasta el 24 de noviembre, un día antes del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, para finalmente realizar en esa fecha una gran marcha en contra de “la corrupción e impunidad en el sistema judicial que permiten que ocurran ese tipo de hechos”.

En el caso de Celea, Cezara Voicila, hermana de la víctima, denunció que la defensa del presunto victimario de su hermana, Gabriel Villanueva, busca “incidentar el proceso con triquiñuelas jurídicas” ya que a un año de la muerte de la dama todavía no se ha llegado a juicio de fondo.

Deja un comentario

Categorias