Fiscal y agentes quedaron al descubierto en colocación droga

Santo Domingo, RD

A nueve días hoy de haber sido puesta al desnudo una operación ilícita de implantación de droga por una fiscal y personal de la Dirección Nacional de Control de Drogas, en una barbería de Villa Vásquez, de la provincia Monte Cristi, las denuncias iniciales de una trama para perjudicar a los dueños de ese centro ya no resiste duda alguna desde que ayer una comisión de la agencia antinarcóticos que investigó el hecho admitió lo ocurrido y recomendó la expulsión de cinco de sus miembros.

 Desde entonces, el desarrollo de los eventos apunta a fortalecer la verdad contenida por una demoledora prueba documental contenida en un video subido a las redes sociales donde se ve a agentes de la DNCD colocando drogas en la peluquería, y luego la llegada de la fiscal Carmen Lisset Núñez, implicada en los hechos.

El olfato de la Procuraduría para detectar trazas de la verdad fue revelador desde un principio. Conocido el caso, el ente la interrogó y luego la suspendió de funciones.

Entonces ella renunció al cargo, y poco después intentó abandonar el país a través del aeropuerto de Santiago, pero fue impedida, ya que le había sido colocada una alerta migratoria de manera preventiva.

Tres días después de develarse el escándalo, el presidente de la DNCD, Félix Alburquerque Comprés, dijo no descartaba la posibilidad de que un video que circulaba en las redes sociales podría ser montaje, advirtiendo entonces que, de comprobarse así, la institución llegará “hasta las últimas consecuencias”.

Y aun con la burbuja generada por este caso en las redes y la presión porque se conociera la verdad, el general Comprés salió en defensa de la fiscal, al defender en forma enfática las cualidades de la exfiscalizadora, y hasta definirla como “una fiscal que, si ustedes ven su hoja de vida, es una fiscal intachable; su transparencia y su proceder no está en tela de juicio”.  

Pero poco más de una semana después de surgir a luz el escándalo, Lisset Núnez preparó viaje al exterior, frustrado por la acción rápida de la Procuraduría, junto a su esposo, el abogado Anderson Gago Manaset.

Ahora, la comisión interna de la DNCD que tuvo a su cargo la investigación ha establecido, sin espacio a duda, que  los cinco miembros del organismo antinarcótico atrapados en cámara tuvieron mala actuación durante el allanamiento y dispuso, como castigo, su expulsión de ese cuerpo.

El informe preliminar determinó que los agentes, un mayor, un capitán, un sargento, un cabo de la Policía Nacional y un alistado de la Fuerza Aérea, “violaron los protocolos y procedimientos de actuación, conforme al reglamento interno de la institución”.

Los comisionados también recomendaron suspender de sus instituciones a los agentes actuantes, y ponerlos a disposición del Ministerio Público, al comprobarse que hubo “una actuación irregular en el ejercicio de sus funciones durante el allanamiento a la barbería”.

Deja un comentario

Categorias