Los acusados de secuestrar a dos jóvenes en el Evaristo Morales se fueron a beber cervezas después del hecho

Santo Domingo

Los acusados de secuestrar a dos jóvenes la madrugada del domingo en el sector Evaristo Morales se fueron a un colmado donde compraron cervezas y acumularon una cuenta de 6,995 pesos, horas después de haber materializado el rapto exprés, según consta en la solicitud de medida de coerción presentada por el Ministerio Público. 

José Luis de la Cruz Rondón, (El Negro), Wilfredo Alexander Valerio de los Santos (Beibi), Alexander Ortíz Carmona (Escopeta), Enmanuel Feliz (Bebo) y Juan Manuel Selmo Ortiz habrían llegado a tempranas horas de la mañana del domingo al colmado La Avenida, localizado en el distrito municipal de La Victoria en Santo Domingo Norte.

Uno de los trabajadores dispuso abrir el negocio a las 7:00 de la mañana para limpiarlo, cuando llegaron los imputados en un carro Hyundai, modelo Sonata, al que luego se le descargó la batería.

De acuerdo al documento del MP, los agresores ordenaron las bebidas alcohólicas y posteriormente dejaron como garantía dos celulares que previamente habían robado en el secuestro del Evaristo Morales.

La solicitud de medida detalla que el despachador del establecimiento le pidió que les pagaran las cervezas a lo que estos respondieron con palabras obscenas y amanenazas de muerte.

Establece que la Policía Nacional rastreó los telefonos de las victimas del secuestro del Evaristo Morales, identificados como Marcello Marranzini y Juan José Gómez, los cuales dieron señales de encontrarse en el kilométro 20 de la carretera Yamasá. Una vez los agentes llegaron al punto que les indicaba el GPS se encontraron con el colmado La Avenida, donde los presuntos secuestradores se habían pasado la mañana tomando cervezas.

La Fiscalía del Distrito Nacional indica que el dependiente de la bodega se comunicó, previamente, con un agente policial informándole del momento que había vivido y de que poseía los móviles. Los aparatos fueron entregados de manera voluntaria a un miembro de la Policía Nacional.

El secuestro ocurrió alrededor de las tres de la mañana del domingo, en la calle José A.Brea, del sector Evaristo Morales. 

Los dos jóvenes afectados vivieron “un calvario” en manos de sus captores, pues los golpearon de forma inmisericorde en la cabeza y otras partes del cuerpo, les robaron sus pertenencias y durante varias horas los condujeron por diversos cajeros automáticos para obligarlos a retirar dinero en efectivo.

Los jóvenes salieron en horas de la madrugada del domingo del apartamento del reconocido psiquiatra Héctor Guerrero Heredia, fueron secuestrados, golpeados de manera salvaje y posteriormente dejados abandonados en una zona del Malecón.

Deja una respuesta

Categorias