Más quejas por ‘multas fantasmas’

Santo Domingo, RD

Mientras crece el número de quejas de conductores afectados por la imposición de las llamadas ‘multas fantasmas’,  sus numerosos compromisos diarios, trámites e indagaciones los lleva a estados de turbación, al verse obligados a estar en constantes movimientos a través del ministerio público y la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT),  para aclarar su situación.

Todo empieza, para la mayoría, cuando buscan la emisión de marbetes y otras gestiones legales o de asuntos impositivos, encontrándose con casos de multas de las que niegan o no recuerdan haberlas recibidos.

Una gran cantidad de ciudadanos acude a la Fiscalía de Transito, ubicada en el edificio de la DIGESETT, en la intersección de la avenida Expreso V Centenario y calle San Martín, en el área de Villa Juana, donde se habilitó más personal para agilizar los procesos de verificación, impugnación o conciliación en el pago de las infracciones.

Otros van al Centro de Atención al Ciudadano, del Distrito Nacional, que funciona en la torre del Malecón Center, donde, además de asistencia al ciudadano sobre las multas por infracciones de tránsito,  se trabaja con certificaciones de buena conducta y de firmas o legalización de documentos oficiales y notariales.

La queja se ha ido generalizando en la medida en que ciudadanos van a renovar el marbete de sus vehículos y se les informa que  no es posible porque tienen multas pendientes.

Por esta razón es que el llamado a renovación de marbete ha motivado a que muchos conductores se presenten ante el Ministerio Público a verificar las multas, las cuales no son reconocidas por muchos. La renovación del marbete inició el 16 de septiembre y terminará el 16 de diciembre, sin recargo.

Los ingresos por el cobro de multas son divididos así: 75 por ciento para la Procuraduría  y 25 por ciento para el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

José Feliz Cuevas,  mensajero y delivery, dijo que cuando fue a la fiscalía se le informó que tiene 38 multas, desde el 2011 hasta la fecha, y que, a decir de él, no sabe de donde nacieron.Sin embargo, Cuevas,  que concha en un destartalado carro público,  admite que tiene tres multas reales, y que con el problema presentado tiene ahora que buscar 38 mil pesos para pagar las multas y poder renovar el marbete.

Dijo que otros que tienen muchas múltiples están conciliando con el Ministerio Público para conseguir una rebaja.

José Cruz Villalona, por su parte,  dice que hacía cuatro años que no venía al país y cuando acudió a renovar el marbete, se le informó que no se podía, porque primero tenía que pagar 11 multas registradas en el sistema. Y Pedro Encarnación Montero reconoció  que tiene dos multas, una por cinturón y otra por licencia vencida, pero “ahora vengo aquí y aparezco con ocho, con la rebaja tengo que pagar RD$4,667. No me siento conforme”.

Deja un comentario

Categorias