Vínculan vida sedentaria con los males cardíacos

Santo Domingo

Los hallazgos de placas o grasas en las arterias del corazón en estudios de tomografías realizados a 700 momias egipcias que fueron personas que fallecieron 3,000 años antes de Cristo, ha reforzado la evidencia de los médicos de que las enfermedades cardiovasculares se previenen con buena alimentación, con ejercicios rutinarios, dejando de fumar y controlando las grasas en sangre y la presión arterial.

Las conclusiones fueron expuestas por el especialista en cardiología del hospital Mount Sinai, de Nueva York, en Estados Unidos, doctor Rony Shimony, quien dijo que aunque en ese entonces no había comida rápida, sí se encontró en esos estudios que esas personas que murieron entre los 40 y 45 años y eran adineradas, no caminaban (lo movilizaban cargados), su dieta era básicamente de carne y cocinaban en lugares cerrados donde inhalaban el humo.

Dijo que esos factores de riesgos están presentes en la población actual, por lo que el mensaje que le lleva es la necesidad de una dieta saludable, hacer ejercicio, no fumar, cuidar la presión arterial y los niveles de colesterol.

“Con los pacientes en el consultorio lo que se hace es tratar de cambiar el comportamiento y la mentalidad para que adopten los cambios y evitar enfermarse”, dijo.

Recuerda que la enfermedad cardiovascular es el mayor asesino del mundo, provocando 17.9 millones de muertes. Destacó que el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular ha disminuido en 38 por ciento en Estados Unidos fruto de los tratamientos y medicación moderna, por lo que sube la cantidad de pacientes crónicos.

Deja una respuesta

Categorias